Search

Ver portada de hoy

Editorial

Google homenajea en su Doodle a Kitty O´Neil, la mujer más rápida del mundo

‘La mujer más rápida del mundo’ se llevó títulos en una época de pocos espacios para el género. Si usted es de los que presta atención a los detalles, probablemente

Más por leer

Compartir esta noticia en:

‘La mujer más rápida del mundo’ se llevó títulos en una época de pocos espacios para el género.

Si usted es de los que presta atención a los detalles, probablemente notó que Google dedicó su doodle -alteración de su logotipo- a un personaje histórico: Kitty O’Neil, conocida como “la mujer más rápida del mundo”.

Lo anteriorporque esta corredora automovilística estadounidense estaría cumpliendo 77 años el 24 de marzo.

i usted es de los que presta atención a los detalles, probablemente notó que Google dedicó su doodle -alteración de su logotipo- a un personaje histórico: Kitty O’Neil, conocida como “la mujer más rápida del mundo”.

Lo anterior porque esta corredora automovilística estadounidense estaría cumpliendo 77 años el 24 de marzo.

De acuerdo con lo que recoge Google, O’Neil nació el 24 de marzo de 1946, producto de la relación entre una nativa americana y un irlandés.

Doodle de Google- Kitty O´neil

“Cuando tenía solo unos meses de edad, contrajo múltiples enfermedades que la llevaron a una fiebre intensa que finalmente la dejó sorda. Aprendió varios modos de comunicación y los adaptó para diferentes audiencias a lo largo de su vida, y finalmente prefirió hablar y leer los labios principalmente”, narran.

Así, su condición no representó ningún obstáculo sino más bien una ventaja, como ella misma decía, y con el tiempo pudo convertirse en deportista.

Al principio experimentó con el buceo, el esquí acuático y las carreras de motos, pero llegó incluso a saltar de helicópteros, por lo que le fue ofrecida la oportunidad de ser doble de acción para películas y series de televisión, convirtiéndose en la primera mujer en hacer parte la compañía Stunts Unlimited.

Pero su nombre pasó a la historia por un acto deliberado. Cuando descubrió su amor por las carreras automovilísticas consiguió el título de “la mujer viva más rápida”, al cruzar el desierto de Alvord a 512,76 millas por hora. Sin embargo, sus patrocinadores no le permitieron romper el récord general porque no era un piloto masculino.

Su historia, pese a esto, pasó a ser parte de las páginas de libros como la de una de las mujeres más admirables del siglo pasado, por lo que incluso se han estrenado películas inspiradas en ellas.

Fuente: Eltiempo.com

Más noticias de hoy:

Conoce nuestra suscripción digital:

ANUNCIO
ANUNCIO
ANUNCIO
ANUNCIO
ANUNCIO

Compartir esta noticia en:

Encuentra las noticias más recientes en tú correo electrónico