Search

Ver portada de hoy

Editorial

Réplica al alcalde de Ibagué

Por: Guillermo Pérez Flores El papel lo aguanta todo”, es lo primero que se ve me viene a la mente tras leer la entrevista realizada al señor alcalde de Ibagué,

Más por leer

Compartir esta noticia en:

Por: Guillermo Pérez Flores

El papel lo aguanta todo”, es lo primero que se ve me viene a la mente tras leer la entrevista realizada al señor alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado, con el concurso de Asocapitales, en El Espectador, el pasado 9 de julio…

Dice el burgomaestre que sus principales logros se relacionan con la “recuperación de la infraestructura enfocada en el deporte, la cultura, la educación, el agua potable y la movilidad”. Esta afirmación no resiste el menor análisis.

1. Muchos de los escenarios deportivos destruidos tras ese tsunami de corrupción que asoló la ciudad en 2015, con ocasión de los fallidos Juegos Nacionales, aún están sin recuperar, concretamente las piscinas de la calle 42, lo mismo que el Coliseo Menor y el Complejo Acuático (a cargo de la Gobernación del Tolima). El ‘tejodromo’, obra bajo su responsabilidad, se encuentra en pañales. Las obras que Hurtado ha inaugurado, han sido objeto de graves cuestionamientos técnicos y de costos por veedurías ciudadanas, principalmente VAPI (Veeduría por el agua de Ibagué).

Incluso por la Procuraduría General de la Nación. Ahora bien, la Pista de BMX y el Complejo de Raquetas sí son realizaciones suyas. Habrá que esperar las investigaciones por sobrecostos.

2. La cultura. Un indicador es el deplorable estado en que deja la ‘Concha Acústica’ y el parque Centenario. Se requiere ser un cara dura para hablar de realizaciones. Acaba de terminar el 49º Festival Folclórico Colombiano, una seña de identidad del Tolima, que Hurtado promocionó en Nueva York y Medellín, como “fiestas”. En estas predominaron la pachanga, el licor y la violencia. Tuvo el desatino de asociar al Festival una competencia urbana de moto-velocidad, que se saldó con un muerto y seis heridos. Las riñas callejeras fueron la nota dominante. Para muestra, la pelea de dos jovencitas que terminó con la muerte de una de ellas, o la machetera protagonizada por hombres en plena carrera 5ª, durante el desfile del día del Tamal. ¿De qué cultura habla? Las imágenes de las calles al terminar las “fiestas” lo dicen todo. Atreverse a afirmar que convirtió el panóptico en un gran centro de formación artística es una falsedad. Ese proyecto lleva más de 20 años, y son muchas las personas que han contribuido a hacerlo realidad. Pero al alcalde le gusta apropiarse de realizaciones ajenas.

3. De educación ni hablar. No solo por el estado de la infraestructura, un fracaso conjunto del Ministerio de Educación y la Alcaldía, pues no ha sido posible ejecutar totalmente un convenio, suscrito en 2016, con el Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa (FFIE), para intervenir 26 instituciones. De hecho, la Procuraduría General de la Nación, en abril pasado, afirmó que Ibagué “tiene el mayor número de proyectos sin terminar y que registran demoras afectando a los niños y las niñas en su derecho a la educación”. De otra parte, la calidad de la oferta pública deja mucho que desear; lo demuestra el que los colegios privados tienen mejores puntajes en las pruebas Saber. Le reconozco sí que con la Universidad del Tolima capacitó 100 docentes, de los 2.914 que tiene el municipio (3,43 %). Seguramente, a ello se deben los avances en calidad educativa.

4. Respecto del agua, suficiente con saber que más de 100 mil ibaguereños reciben agua solo una hora al día. En algunas urbanizaciones las familias se ven obligadas a cocinar con agua de las piscinas. El 52 % del agua que se potabiliza no se factura, según datos del propio Ibal (empresa de acueducto y alcantarillado); existen más de 80 acueductos comunitarios (urbanos y rurales), pues la empresa no atiende satisfactoriamente la demanda; solo un 16 % de las aguas residuales son debidamente tratadas. Es la complacencia de Cortolima (que no cobra al Ibal las multas que le impone) lo que le permite ser financieramente viable. Contrario a lo mencionado en el reportaje, Hurtado termina su mandato sin darle solución al acueducto complementario, que la ciudad espera hace más de 20 años.

5. Sobre la movilidad, no sé cuál sea la modernización de “los principales corredores, como las avenidas Quinta y Ambalá”. A no ser que se entienda por ello las repavimentaciones de menos del 5 % de los 600 kilómetros de malla vial que tiene Ibagué. El tráfico lo dirigen jóvenes desempleados a cambio de monedas que les dan los ciudadanos. Algo similar sucede con los llamados “tapa huecos”. Sobre el Puente de la 60, amanecerá y veremos.

Lástima que no haya hablado de empleo, la segunda ciudad con mayor desempleo del país. O de informalidad (58 %). O de pobreza monetaria extrema y empobrecimiento. Hace 10 años el ingreso promedio era de 110 % de un salario mínimo, hoy es del 55 %. O que no haya dicho nada de los más de cien suicidios del último año; o de la inoperancia de los comedores comunitarios, lo cual afecta a casi treinta mil personas de la tercera edad. O de la seguridad, que cada día va peor.

Hurtado vive en una realidad paralela. Termina con alta desaprobación ciudadana, pese a los 8.000 millones de pesos gastados en publicidad, que le han permitido fletar a reconocidos periodistas. Uno de los alcaldes que más ha viaticado, en viajes a varios países de Europa, Estados Unidos, Panamá, Brasil y Argentina. Obsesionado con usar ropa de marca y reelegirse en cuerpo ajeno. Un hombre que guarda silencio sobre los cuestionamientos éticos por su inexplicable incremento patrimonial, o por el uso del Estadio Murillo Toro para celebrarle el cumpleaños a su hijo, o por su actuación como administrador del Aeropuerto Perales y beneficiarse de una prescripción de la acción penal, gracias a maniobras dilatorias de sus abogados. La suya es una administración guiada por la politiquería. El gabinete ha estado supeditado a sus alianzas políticas, con poco rigor técnico.

Creo interpretar a miles de ciudadanos con esta especie de réplica, que considero un deber cívico.

Más noticias de hoy:

Conoce nuestra suscripción digital:

ANUNCIO
ANUNCIO
ANUNCIO
ANUNCIO
ANUNCIO

Compartir esta noticia en:

Encuentra las noticias más recientes en tú correo electrónico