Search

Ver portada de hoy

Editorial

Colombia Sub 20 clasificó al hexagonal final del sudamericano

En el partido en el que Colombia no tuvo a su mejor jugador, al suspendido Gustavo Puerta, y en el que perdió a su otro hombre clave, Daniel Luna por lesión, la Selección

Más por leer

Compartir esta noticia en:

En el partido en el que Colombia no tuvo a su mejor jugador, al suspendido Gustavo Puerta, y en el que perdió a su otro hombre clave, Daniel Luna por lesión, la Selección encontró otro faro: Juan David Fuentes, el que juega en el Barcelona de España y el que se encargó se sellar la victoria 1-0 para eliminar a Argentina e ir al hexagonal final del Sudamericano sub-20.

Fuentes empezó en el banco, ahí se la había pasado casi todo el Sudamericano, esperando, con la paciencia de los que guardan un tesoro bajo el guayo. Su gran momento llegó en el partido clave contra Argentina, cuando más enredado estaba, cuando un gol gaucho hubiera sido la catástrofe. Entró Fuentes para darle tranquilidad a la Selección, al técnico Héctor Cárdenas, al país.

Su primera intervención fue un remate cruzado, fuerte, con veneno, que el arquero soltó y dio un rebote corto que no terminó en nada. Pero fue un aviso, Fuentes se enteró de que ese arquero daba ventajas, le prometió con la mirada que lo volvería a probar.

Y lo hizo. Iba el minuto 74 cuando Fuentes cambió de punta, atacó por la derecha, se inventó un enganche de esos que practica a diario en Barcelona. Se deshizo de su marcador y vio al portero argentino de fondo, como temeroso de otro remate de Fuentes, y este no llevaba tanta fuerza como el primero, pero llevaba magia, porque el arquero no vio esa pelota cuando se le pasó entre las piernas, y fue gol, el 1-0 para la victoria de Colombia.

Foto: AFP

Colombia entró a la cancha mermado porque no estaba Gustavo Puerta, su capitán, su mejor hombre, el jugador revelación que aseguró boleto para jugar en el Bayer Leverkusen de Alemania. Suplirlo en la planilla fue la tarea previa del técnico Héctor Cárdenas, disimular su ausencia fue el desafío de todo el equipo en la cancha.

Así que Colombia jugó en otra velocidad. No fue la misma Colombia que casi vence a Brasil, quizá la certeza del empate, que le era suficiente, dinamitó la explosión del equipo.

Con lo que no se contaba es que arrancando el partido Daniel Luna, el otro desequilibrante del equipo, iba a recibir un pizón como si hubiera sido un martillazo seco. Luna quiso seguir, siguió, intentó, pero no era el mismo Luna. Al minuto 34 ya no pudo más, o fue el DT Cárdenas que vio que él ya no podía más, y lo cambió por Manyoma.

En general la primera parte de Colombia fue de imprecisiones. Argentina, que con el empate aseguraba su boleto pero de regreso a casa, no es que tuviera mucho para agredir, pero algo agredía. Depositó sus esperanzas en Brian Aguirre, que fue una fiera.

En el segundo tiempo Colombia intentó asumir el control real, que Argentina no se tomara confianza, que entrara en angustia. Para eso entró a la cancha Juan David Fuentes. El partido, sin mayores emociones, quizá un mal despeje del portero colombiano Marquines que pegó en un rival y de carambola casi sorprende, se fue extinguiendo, hasta que llegó Fuentes para poner su sello y hacer realidad la clasificación. El siguiente partido será el martes contra Uruguay.

Fuente: EL TIEMPO @PabloRomeroET

Más noticias de hoy:

Conoce nuestra suscripción digital:

ANUNCIO
ANUNCIO
ANUNCIO
ANUNCIO
ANUNCIO

Compartir esta noticia en:

Encuentra las noticias más recientes en tú correo electrónico