Search

Ver portada de hoy

Editorial

¡Por un tarro de pegante! terminó en violenta riña en un barrio de Ibagué

La comunidad alertó a la Policía Nacional que dos habitantes de la calle estaban teniendo un fuerte altercado en un barrio de Ibagué. Un inaudito hecho ocurrió en Tolima, más

Más por leer

Compartir esta noticia en:

La comunidad alertó a la Policía Nacional que dos habitantes de la calle estaban teniendo un fuerte altercado en un barrio de Ibagué.

Un inaudito hecho ocurrió en Tolima, más exactamente en Ibagué, donde dos hombres en condición de calle habrían tenido una riña que terminó con una de las personas asesinadas y la otra capturada. Lo insólito de la tragedia es que se habría producido aparentemente por un tarro de bóxer.

El caso ocurrió en el barrio Eduardo Santos sobre la carrera Primera con calle 16. Allí, los vecinos de la comunidad observaron cómo dos sujetos discutían eufóricamente, y la situación se complicó cuando ambos habitantes de calle comenzaron una pelea que alertó a la comunidad.

Debido a las agresiones, los vecinos del Eduardo Santos decidieron comunicarse con la Policía Metropolitana de Ibagué, pero cuando llegaron los uniformados al lugar encontraron a uno de los sujetos tendido en el suelo y con múltiples heridas de cuchillo, por lo que decidieron trasladarlo hasta el Hospital Federico Lleras Acosta, donde confirmaron el deceso del hombre por las heridas con arma blanca que presentaba.

En las labores investigativas se estableció que la víctima mortal, de aproximadamente 26 años, se llamaba Jhoan Sebastián Lozano y era conocido en la comunidad del barrio San José con el sobrenombre de Huevo. Precisamente un miembro del barrio lamentó el homicidio de Lozano y lo expresó a través de redes sociales en un sentido mensaje.

“Dios me dio la fortuna de conocer a ‘Huevo’ 12 años atrás en el barrio San José, una persona con mucho talento pero con pocas oportunidades. Hoy se despide de este mundo víctima de los flagelos que atacan a nuestros jóvenes mientras otros se roban sus oportunidades. Mis condolencias para su familia y amigos, oraré para que Dios nos dé fortaleza. Descansa en paz mi hermano”, publicó el usuario Emilio Serrano en su cuenta de Facebook.

En la labor operativa, los uniformados lograron capturar al presunto responsable del homicidio, un sujeto de 41 años identificado como Jorge Andrés Loaiza, quien intentaba escapar de las autoridades.

Loaiza, quien tiene anotaciones por los delitos de hurto calificado, homicidio y acceso carnal violento, según el Sistema Penal Oral Acusatorio, habría apuñalado a Huevo, quien también tenía anotaciones judiciales por hurto y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Los testimonios señalaron que la disputa se habría originado por un tarro de bóxer; vale aclarar que este pegante es utilizado frecuentemente por personas en condición de vulnerabilidad para drogarse.

Misteriosa muerte de un hombre en Medellín

Al cierre del primer puente festivo de junio, el personal de un hotel ubicado en el barrio San Benito, en el centro de Medellín, encontró el cuerpo sin vida de un hombre de 36 años, quien, tras el levantamiento, fue identificado por las autoridades como Héctor Fabio Marín Becerra.

Según comentó el personal del hotel a quienes atendieron su llamado, Héctor Fabio habría ingresado en la madrugada del lunes 12 de junio a una de las habitaciones, junto a una mujer de identidad desconocida.

Tiempo después, en el lugar se presentó una segunda mujer y, pasadas horas, salieron juntas. Sin embargo, amaneció y Héctor Fabio seguía en la habitación; por lo que decidieron ir a tocar la puerta y, al no recibir respuesta, la forzaron.

“De acuerdo a las primeras indagaciones ingresa una persona acompañarlo, posteriormente ingresa otra persona, departen un rato y salen, al ver la recepcionista que el señor no sale del lugar, intentan comunicarse y no sale, por lo que llaman a la línea 1-2-3″, detalló en entrevista para Blu Radio el comandante encargado de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, el coronel José Galindo.

Dentro, en la habitación, yacía su cuerpo boca abajo, pero sin signos de violencia. De ahí que, siga siendo desconocida la causa del deceso.

Sin embargo, el caso ya se encuentra en manos de las autoridades, que intentan dar con el paradero de ambas mujeres para tomar su testimonio y, junto al material probatorio, reconstruir lo que pasó aquella noche sobre la carrera 54 con calle 53.

Fuente: Infobae

Más noticias de hoy:

Conoce nuestra suscripción digital:

ANUNCIO
ANUNCIO
ANUNCIO
ANUNCIO
ANUNCIO

Compartir esta noticia en:

Encuentra las noticias más recientes en tú correo electrónico