Search

Ver portada de hoy

Editorial

La izquierda resiste en España

Las encuestas concedían una victoria holgada al Partido Popular (PP) pero con el 96% escrutado la derecha no suma suficientes votos para formar gobierno. El Partido Socialista Obrero Español (PSOE)

Más por leer

Compartir esta noticia en:

Las encuestas concedían una victoria holgada al Partido Popular (PP) pero con el 96% escrutado la derecha no suma suficientes votos para formar gobierno. El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) gana dos escaños en el Congreso y podría formar gobierno con SUMAR y los partidos nacionalistas. Se baraja la posibilidad de un bloqueo y una repetición de las elecciones en septiembre, pero no hay probabilidades en esto.

La incompetencia de Feijóo ha hundido al PP, pero quizás el dato más significativo es que VOX (Partido de extrema derecha) baja de 52 a 33 diputados. SUMAR pierde seis escaños, lo cual también es muy revelador.
 En estas elecciones, la economía no era la protagonista, para una España golpeada por el factor post – pandemia y la guerra en las puertas de Europa, sino la ideología. Y España ha dejado muy claro que no quiere a la ultraderecha en el gobierno. En solo unas semanas, los gobiernos autonómicos y municipales de PP y VOX elegidos en el mes de mayo han censurado libros y películas, han suprimido consejerías de igualdad y han retirado banderas LGTBI de las fachadas de los ayuntamientos.
España no quiere volver a la época del patriotismo de cartón piedra y la censura.
El descenso de SUMAR es un castigo a la demagogia de la izquierda posmoderna. La cultura de la cancelación, la deconstrucción de las identidades sexuales y el lenguaje inclusivo no pueden ser el eje de la izquierda situada a la izquierda del PSOE.
 Sus prioridades deben ser la lucha contra la pobreza, la desigualdad y las distintas formas de discriminación.
El pacto de la izquierda con los nacionalistas no será fácil, pero no creo que el PSOE deje pasar la oportunidad de reeditar el pacto que le ha permitido gobernar. El nacionalismo debería evolucionar hacia posturas más conciliadoras, dialogantes y realistas, aplazando ese independentismo que no cuenta con apoyos internacionales y solo desestabiliza al Estado español.
 La posibilidad entre el PP y el PSOE es absolutamente improbable y nada deseable. La izquierda debe recuperar los símbolos de los que se ha apropiado la derecha, comenzando por la bandera constitucional.
 Ningún partido de izquierdas europeo repudia sus símbolos nacionales. La derrota de la ultraderecha es la victoria de España. Lo importante de todo esto es que este pequeño territorio que me ha albergado los últimos dos años no se suma a la ola de intransigencia que recorre por Europa, destruyendo el proyecto de un continente libre, solidario, tolerante, plural e inclusivo, para los que no somos de aquí.
Creo que podemos estar razonablemente satisfechos.
*Julián Betancourt Nieto*
Un tolimense por el mundo 

Más noticias de hoy:

Conoce nuestra suscripción digital:

ANUNCIO
ANUNCIO
ANUNCIO
ANUNCIO
ANUNCIO

Compartir esta noticia en:

Encuentra las noticias más recientes en tú correo electrónico